Desahucio por impago de alquiler

Maria del Carmen, alquila su casa de vacaciones en un pueblo de la costa brava. El contrato se firma con la duración de un año, con posibilidad de prorrogar por mismos periodos hasta 3 siempre y cuando no se informe con antelación de un mes mínimo a la otra parte del deseo de no llevar a cabo dicha prórroga.

Así, transcurrida la primera anualidad, Maria del Carmen decide comunicar al inquilino, con antelación bastante, que no habrá una segunda. Este le dice que sí, que antes del día en que la anualidad se cumple estará fuera, 6 años después, y tras un sinfín de negativas para abandonar la vivienda, Maria del Carmen, que no quería iniciar trámite legal en un principio, acude a nosotros desesperada.

A día de hoy Maria del Carmen, tras unos meses de litigio ha recuperado por fin su vivienda y dice arrepentirse de no haber acudido antes a nosotros para recuperar su casa y haber perdido tanto tiempo pues todo ha resultado mucho rápido de lo que pensaba.

Llámenos y nos encargaremos de darle la solución más rápida y factible.

Asesoramiento gratuito